Diseñan “drogas artesanales” extremadamente nocivas
19/12/2017
Asociación (2816 articles)
0 comments
Share

Diseñan “drogas artesanales” extremadamente nocivas

En México se abren camino drogas sintéticas fabricadas de manera artesanal; hechas con raticida y sosa cáustica, sustancias que convierte a estos estupefacientes más adictivos y dañinos.

Bajo los nombres de Incienso, Sales de baño, Cloud nine o Flakka, estas drogas, que pueden provocar ataques de ansiedad y psicosis severa, pertenecen al grupo de las llamadas “nuevas sustancias psicoactivas”, que han encendido focos rojos en países como Estados Unidos, Rusia, Reino Unido y Brasil, ahora están alarmando a México.

Alejandro González Soto, del Instituto Mexicano para la Prevención y el Tratamiento de la Adicción, A.C, señaló que no se ha podido determinar con exactitud los compuestos de estas “drogas artesanales”, debido a que son un “cóctel” que incluye cocaína, mariguana, raticida, sosa cáustica, medicamentos como paracetamol y hasta talco para los pies.

“Los estudios de laboratorio demuestran que pueden ser de 100 a 800 veces más potente. También se han encontrado en ellos productos como fertilizantes, sosa cáustica y veneno para ratas”, citó Excélsior.

El Incienso intenta reproducir el ingrediente activo de la marihuana; mientras que las Sales de Baño están hechas principalmente con químicos parecidos a la anfetamina, como metilendioxipirovalerona (MDPV), mefedrona y provalerona.

Estos estupefacientes son comercializados como sustitutos baratos de otros estimulantes como la metanfetamina, la cocaína y otros productos vendidos como “Molly” metilendioximetanfetamina (MDMA), que a veces contienen catinonas sintéticas, explicó Maricarmen Tepayol Cano, maestra en psicología de las adicciones del Instituto de Prevención para la Atención de Adicciones.

Y señaló que quienes las toman, “sufren alucinaciones, oyen voces y ven cosas que no están ahí. Se encuentran en un estado de delirio”,

Además, “pueden volverse paranoicos y pueden sufrir de alucinaciones intensas e incontrolables. Se pueden sentir aterrorizados y, a continuación, pasan a ser violentos y autodestructivos. Son muy adictivas”, resaltó Maricarmen.

Asociación

Asociación