Reconoce embajada de Canadá a directora de alianza sierra madre
14/03/2019
0 comments
Share

Reconoce embajada de Canadá a directora de alianza sierra madre

El día de ayer la Embajada de Canadá en México reconoció la labor y trayectoria de Isela González Díaz, directora ejecutiva de Alianza Sierra Madre A.C. (ASMAC), por su labor en relación a la defensa y promoción de los derechos humanos de comunidades ódami y rarámuri de la Sierra Tarahumara en el estado de Chihuahua. Lo anterior se dio en el marco de la segunda edición del Premio para Líderes de Derechos Humanos: Rostros por la Igualdad.

ASMAC brinda acompañamiento y asesoría jurídica a comunidades indígenas para la defensa de su territorio, así como para que tengan acceso preferente a los bienes naturales. La asociación acompaña a víctimas de desplazamiento forzado, así como a líderes comunitarios y autoridades indígenas en su lucha por la conservación del territorio.

Durante la ceremonia de premiación, el Embajador de Canadá en México, Pierre Alarie, mencionó que “la promoción del aspecto de los derechos humanos es el núcleo del compromiso internacional de Canadá”. Añadió que este compromiso “también significa apoyar a las y los defensores de derechos humanos: a aquellas mujeres, hombres y jóvenes de comunidades de todo el mundo, que luchan y a veces sacrifican todo, incluso su vida, para defender los derechos fundamentales de sus comunidades”.

Continuó diciendo que “puesto que el gobierno de Canadá tiene una política feminista internacional, nos pareció lógico reconocer específicamente a defensoras de derechos humanos, porque sabemos que las (mujeres) defensoras se enfrentan a retos específicos por el sólo hecho de ser mujeres”.

Citando información de Michel Forst, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de las personas defensoras de derechos humanos, añadió que “las mujeres que defienden los derechos humanos han estado enfrentando una creciente represión y violencia alrededor del mundo. Las mujeres defensoras de derechos humanos que se atreven a levantar la voz son silenciadas, marginalizadas e incluso, violentadas”.

Por lo anterior, enunció que el objetivo de la ceremonia era visibilizar y desde luego también reconocer a quienes desde la perspectiva de la Embajada de Canadá en México han hecho “una labor excepcional” en la defensa y promoción de los derechos humanos. En este sentido, la Embajada también reconoció la labor de Ericka Zamora Pardo, defensora de derechos humanos de los pueblos indígenas, y otorgó el primer premio a la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, organización que lucha por la seguridad, igualdad y bienestar de las mujeres defensoras de derechos humanos en el país.

En sus palabras de agradecimiento, Isela González Díaz agradeció a la Embajada de Canadá y extendió el reconocimiento a las y los integrantes de las comunidades ódami y rarámuri que acompañan desde su organización, así como al resto del equipo de trabajo de ASMAC.

De la misma manera, recalcó que la defensa de los derechos humanos y colectivos de las comunidades indígenas a las que ASMAC brinda atención y acompañamiento, se encuentran en el marco de “territorios ocupados de manera fáctica por los brazos armados de la delincuencia organizada, que a su vez sirven a los intereses de los cacicazgos históricos que han intentado despojar a las comunidades de sus bienes naturales, especialmente de los bosques de pino y encino”.

“No sobra decir que la defensa se realiza en medio de una guerra que las comunidades no pidieron, que no es suya, pero tampoco es nuestra”, dijo. Reiteró que la lucha por la legítima defensa del territorio de las comunidades indígenas ha sido dolorosa, implicando el desplazamiento forzado de decenas de familias y el asesinato de defensores como Juan Ontiveros, Isidro Baldenegro y Julián Carrillo.

Sobre estos últimos, recordó que el primero continúa impune; que para el segundo únicamente se ha juzgado al asesino material y que, para el tercero, se ha conseguido procesar a los asesinos materiales, pero se continúa en la exigencia de que las investigaciones den con la identificación de los autores intelectuales.

“Este difícil caminar nos ha generado mucho aprendizaje con las comunidades, en la defensa de sus derechos humanos. Por supuesto hemos encontrado personas, organismos internacionales y organizaciones aliadas”. En este sentido, mencionó al Centro de Derechos Humanos de las Mujeres A.C., a Amnistía Internacional, a Brigadas Internacionales de Paz y a la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, de la cual es integrante a título personal.