#TIRAELCHICLEALBOTE: LA PRIMERA CAMPAÑA PARA RECICLAR TU CHICLE EN MÉXICO
14/08/2018
Asociación (2076 articles)
0 comments
Share

#TIRAELCHICLEALBOTE: LA PRIMERA CAMPAÑA PARA RECICLAR TU CHICLE EN MÉXICO

¿Habitualmente, en dónde termina tu chicle? ¿En tu estómago, debajo de la banca o en la suela de tu zapato para que más tarde se caiga discretamente en la banqueta?

Aunque para muchos, la vida de un chicle termina junto con su sabor, la realidad es que Trident y TerraCycle han descubierto que un puñado de chicles reciclados pueden convertirse en diversos objetos capaces de mejorar considerablemente el paisaje urbano y por consecuencia, nuestra calidad de vida.

Es por ello que han lanzado la iniciativa #TiraElChicleAlBote, el primer programa de reciclaje gratuito de chicles que se ha hecho en toda Latinoamérica con el fin de dar una nueva vida a este producto.

Sin embargo, una iniciativa, por más generosa que sea, no funciona sin el apoyo de todos, así que para motivar a la gente, Trident y Terracycle han colocado unos pequeños y coloridos contenedores en las calles del centro histórico de la Ciudad de México como una fase piloto que ha comenzado esta misma semana y que concluirá a finales del 2018.

La idea es que todos contribuyamos depositando nuestros chicles nuevos o masticados, sin importar la marca, en los botes diferenciados con la leyenda “Recicla tu chicle aquí”. Con TerraCycle como aliado, ambas empresas se encargarán de vaciar los contenedores semanalmente, para después almacenarlos hasta que determinado número de cajas se llenen, esto, para reducir las emisiones contaminantes por transportación.

El chicle va en el bote y estos son los contenedores que podrás encontrar en la Ciudad de México para participar en la campaña.

Las cajas serán enviadas a las oficinas de TerraCycle,- empresa especializada en reciclaje que opera en 21 países alrededor del mundo – en donde los chicles se limpiarán y mezclarán con otros polímeros para reciclarse, formando pellets, (que son algo así como diminutos pedacitos de plástico), con el que se fabricarán nuevos botes de reciclaje en una primera instancia, sin embargo, este es el primer paso, pues el chicle reciclado se puede convertir en miles de increíbles y útiles objetos, desde los propios botes, hasta juegos infantiles, macetas, o calzado.

México es el segundo consumidor de chicle a nivel mundial, por lo que tenemos una responsabilidad compartida de tirar nuestros chicles EN EL BOTE.

Aunque en los últimos años, se ha impulsado la cultura del reciclaje, aun no es suficiente, por lo que es importante reflexionar sobre la correcta separación de residuos para tratar los diferentes materiales y disminuir la contaminación.

Y como les comentaba, este es la primer programa de reciclaje en Latinoamérica, y la campaña #TiraElChicleAlBote, es una gran oportunidad para los mexicanos para demostrar que estamos listos e interesados en retribuir al planeta lo que nos da.

Asociación

Asociación